viernes, 1 de mayo de 2015

MANIFIESTO 1 DE MAYO

MANIFIESTO 1 DE MAYO
El 1º de Mayo siempre ha de ser un día reivindicativo y de reconocimiento de la lucha como garantía de los derechos. Derechos por los que tanto se lucharon nuestros padres y abuelos y que ahora en esta tesitura histórica no estamos dispuestos a dejarnos arrebatar.
Reclamamos un trabajo digno; una jornada laboral que posibilite conciliar el trabajo obligatorio con la vida social; un salario y prestaciones sociales suficientes, bien cuando se tiene empleo y también cuando no se tiene; la libertad sindical y de negociación colectiva, etc….
En IU de Guillena no nos vamos a rendir ante la injusticia, tenemos alternativas económicas, sociales y laborales concretas, que hemos ido construyendo mediante el debate abierto y transparente y el estudio realista y comprometido.
A nivel estatal existe la ley mordaza, a nivel local, se ha instaurado la peor de las mordazas, la del miedo. Miedo a reclamar lo que es justo, miedo a defender lo que es necesario, miedo a enfrentarse al poder. Pero nosotros seguimos en la calle, como hemos estado haciendo estos cuatro años.
Apoyando los encierros de trabajadores en el ayuntamiento, reclamando los atrasos de la pensión a más de 350 ancianos y pensionistas a los que el estado arrebató su poder adquisitivo, al lado de las familias que iban a ser deshauciadas por la desastrosa gestión de DIPRASA y apoyando y siendo la voz en los plenos, de los trabajadores que la misma empresa municipal despidió sin indemnizar.
Izquierda Unida de Guillena está al lado de los que lo necesitan en sus momentos más duros.
Es nuestra voluntad de servicio, nuestro candidato a la alcaldía Fco José Vázquez Vivero (Peter) no sale en la foto para bailar sevillanas, sale acompañando a ancianos ante el juzgado, encerrado con los trabajadores que reclaman trabajo y derechos, apoyando las movilizaciones en Caetano, con el defensor del Pueblo para eliminar los malos olores de nuestro pueblo, en lugar de callar por 14000 euros de subvención.

Nuestra lucha está en las calles, porque en la calle, con el pueblo, con su participación, con sus reclamaciones es como se hace grande a un pueblo.
Otra forma de gobernar es posible, desde la izquierda, con transparencia y compromiso con el que más lo necesita. Gobernando para el pueblo, para cubrir sus necesidades básicas. Plantando cara a las políticas neoliberales que tienden a recortar el estado, nos opondremos a cualquier tipo de privatización de servicios públicos y recuperaremos aquellos que se han “derivado”.