viernes, 30 de diciembre de 2011

El ayuntamiento de Guillena sigue hipotecando su futuro con un aval de 720.000 € a la empresa municipal DIPRASA

En un pleno convocado 20 horas antes y celebrado esta mañana a las 8:00 se aprueba con el voto favorable del PSOE y en contra de toda la oposición de avalar un crédito hipotecario de 720.000 € a la empresa municipal DIPRASA
Guillena 30 de diciembre de 2011- Esta mañana se ha celebrado un pleno extraordinario a las 8:00 de la mañana en el ayuntamiento de Guillena, convocado por el equipo de gobierno con tan solo 20 horas de antelación. Sobre las 12:30 de la mañana de ayer jueves recibía el grupo municipal de IU una llamada por parte de la secretaría municipal, en la que comunicaban la convocatoria de carácter urgente y donde informaban a los concejales de que en el correo electrónico tenían la pertinente documentación necesaria para el debate.
El orden del día de dicho pleno convocado ha sido de un único punto: Autorización de préstamo a largo plazo DIPRASA y concesión de aval al mismo”, un préstamo  de 720.000 € , que como recalcó el portavoz de Izquierda Unida Francisco José Vázquez Vivero, “no va a servir para pagar los finiquitos de los trabajadores despedidos ni a los proveedores , ni para crear empleo sino para seguir el juego de la banca y finiquitar créditos que vencen en este año y que por una mala gestión no se han conseguido resolver” En esa misma línea exigía responsabilidades a la gerente de la empresa y a “sus cómplices políticos que han permitido llegar a esta situación”
DIPRASA es una sociedad municipal que se encuentra en una situación crítica por la deuda a corto plazo que tiene pendiente con los bancos. Para intentar salvar la situación, sacaron a subasta todas las propiedades de las que aun estaban hipotecadas por un valor idéntico a la suma de las deudas pendientes. “Ahora, sin informar a la oposición del resultado de la subasta, sacan esta deuda del paquete a subastar para volver a negociarla y colocarla a largo plazo y con unos intereses muy altos, cuando en realidad debería de haberse cancelado ya” recalca Vázquez.
El portavoz de Izquierda Unida                 insiste en las formas de la convocatoria, realizada con menos de 24 horas de antelación y sin prácticamente tiempo de estudiar y analizar la situación para poder ofrecer alternativas y soluciones. “Esto es una encerrona, desde el equipo de gobierno no se está contando con la oposición y torpedean nuestro trabajo con convocatorias de este tipo y sin entregarnos la documentación solicitada hace ya más de dos meses, por eso no podemos confiar ni en la empresa ni en el equipo de gobierno y tenemos que votar en contra” 
El crédito solicitado a “La Caixa”, supone un riesgo para el ayuntamiento de Guillena, el cual tendría que hacer frente al pago en el supuesto de que esta empresa municipal, que se encuentra con una deuda que ronda los 28 millones de euros y con un futuro cargado de incertidumbre tuviera que cesar su actividad en los próximos 9 años.