jueves, 30 de junio de 2011

NOTA DE PRENSA

Desde el Consejo local de IULV-CA de Guillena  en referencia a la sentencia que condena a 18 meses de prisión al que fue alcalde de esta localidad y actual gerente de la mancomunidad de servicios “La Vega”, Justo Padilla, en esta ocasión, por permitir que un auxiliar administrativo ejerciera como policía local y teniendo en cuenta que es la tercera condena que sufre en los dos últimos años por las actuaciones en su etapa como alcalde de Guillena, acumulando en este curriculum inhabilitaciones y penas de cárcel queremos manifestar lo siguiente:

  1. Exigimos por coherencia y decencia política responsabilidades de la dirección local, provincial y andaluza del PSOE por mantener entre “su personal de confianza” en un cargo en la mancomunidad de municipios a una persona que acumula su tercera condena judicial.

  1. Exigiremos responsabilidades y explicaciones al nuevo presidente de la mancomunidad “La Vega” Antonio Garrido y al actual alcalde de Guillena Lorenzo Medina (miembros del PSOE de Guillena) como representante del municipio en dicha mancomunidad y  compañeros ambos del condenado.

  1. No entendemos que Justo Padilla continúe en su cargo como gerente de la Mancomunidad de Servicios La Vega al estar inhabilitado para el ejercicio de cualquier cargo público, por lo que exigimos su dimisión inmediata.

  1. Pediremos a los representantes de IU en la mancomunidad que a su vez exijan responsabilidades y también la inmediata dimisión de Justo Padilla de un cargo diseñado en su momento, especialmente para él y así continuar vinculado al ayuntamiento de Guillena.

  1. Propondremos en el próximo pleno la retirada del nombre a la Avenida Justo Padilla Burgos, y que vuelva a llamarse Avenida de Burguillos, considerando que Guillena no merece tener una calle con el nombre de alguien condenado por prevaricación, y reincidente además.

  1. Esperamos del recién investido equipo de gobierno formado en su mayoría por concejales coparticipes con Justo Padilla en anteriores legislaturas, su corresponsabilidad,  y que sepan actuar consecuente y responsablemente ante esta nueva sentencia.






                                              
                                           Guillena, 29 de junio de 2.011