lunes, 23 de agosto de 2010

Guillena canta para no olvidar

Lucia Socam en una imagen de archivo
"Donde no quieren buscar, yo canto poemas para romper el silencio", entonó Lucía Socam ante más de 150 personas que abarrotaron el viernes el teatro de la Casa de la Cultura de Guillena (Sevilla). A 20 kilómetros de la capital andaluza, vecinos del pueblo y de otros rincones de Andalucía acudieron a la grabación de Verdades escondidas. Por primera vez en directo, un recopilatorio musical rescata los nombres y apellidos de un colectivo de personas que sufrieron la represión franquista, convirtiendo sus historias anónimas en canciones para el recuerdo.

"Somos la generación del trabajo y el silencio", dice una señora mayor en uno de los vídeos proyectados como introducción a una de las canciones presentadas. Una bandera de Andalucía y dos republicanas custodian el escenario donde la cantautora guillenera, junto a su grupo de músicos, le pone voz a los testimonios personales que retratan una época en blanco y negro.


Utopía Producciones es la encargada de editar un Libro-CD para la Asociación Por la Recuperación de la Memoria Histórica 19 Mujeres de Guillena, en colaboración con la Junta. Aunque solo 18 temas compondrán el disco, un libro anexo recogerá las más de 120 historias recibidas, procedentes de Andalucía y otras comunidades españolas. Son los propios protagonistas y los testimonios de familiares los que han participado en el proyecto, a través del contacto directo con ellos y del envío de relatos, poemas y dibujos para recuperar el pasado de sus seres queridos.

"Por medio de la música intentamos concienciar a la gente del pasado que no se estudia en los institutos", apunta la artista, de 24 años. Se refiere a historias concretas como la huida de Albino Garrido, quien consiguió escapar del campo de concentración de Castuera (Badajoz) y cruzó la frontera de Francia tras 72 días caminando; la anécdota del anarquista Melchor Rodríguez, jefe de prisiones de Madrid que intentó detener las sacas de presos fascistas durante la contienda; o el bombardeo masivo -por tierra, mar y aire- sobre la población civil de Málaga que huía desesperada con dirección a Almería en febrero de 1937. Las palabras de afecto del público se filtran entre aplausos en el acorde final de cada melodía.

El tema más esperado viene acompañado del desgarrador sonido de unos disparos que escapan de la proyección audiovisual. El patio de butacas recibe enmudecido la canción sobre las 19 rosas de Guillena. Para Lucía Socam, quien es también familiar de una de las mujeres asesinadas en el municipio vecino de Gerena, supone todo un reto cantar esta letra en su pueblo y delante de los familiares de las victimas.

El lanzamiento del Libro-CD Verdades escondidas está previsto para octubre, donde 500 copias se repartirán de forma gratuita entre aquellos que han aportado las historias que conforman el proyecto, y a la asociación de Guillena. Será en enero del próximo año, cuando se espera que el Ayuntamiento de Sevilla contribuya con la difusión de otras 1.000 copias del recopilatorio.

Medio Ambiente expedienta a la mayor mina a cielo abierto de Europa

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha abierto un expediente sancionador a la compañía minera Cobre-Las Cruces que, explota la mayor mina a cielo abierto de Europa en suelos de Gerena, Guillena y Salteras, por incumplir la condición de compensar en su totalidad las extracciones de agua realizadas del acuífero Niebla-Posadas, claúsula impuesta en la concesión otorgada por la Administración para reemprender sus trabajos el pasado verano.


Según han informado a Europa Press fuentes de la Administración ambiental andaluza, el incumplimiento de esta condición se detectó en el seguimiento que de forma permanente realiza la Agencia Andaluza del Agua sobre el trabajo que lleva a cabo la compañía en el acuífero, lo que motivo la apertura de este expediente sancionador el pasado mes de mayo.

Hay que recordar que tal y como se establecía en el Plan Global presentado por Cobre-Las Cruces, para poder retomar el funcionamiento de los trabajos en la corta minera, la compañía debía de compensar el agua que extraía del acuífero Niebla-Posadas mediante la compra de derechos del agua a usuarios equivalentes a la cantidad que no podía reponer al acuífero.

Concretamente, informaron dichas fuentes, se estima que la compañía minera ha extraído unos 800.000 metros cúbicos de agua más de lo estipulado, si bien es cierto, que ha restituido aproximadamente la mitad de este volumen, unos 400.000 metros cúbicos.

No obstante, dichas fuentes destacaron que la calidad de las aguas del acuífero "no se han visto afectadas" y que, del mismo modo, "no se ha producido ningún vertido". "Desde el punto de vista de la calidad ambiental no se ha producido ninguna afección y no se ha puesto en peligro el acuífero", aseguraron.

Además, apuntaron que la compañía tiene ahora aproximadamente el plazo de un año desde que se abrió el expediente para presentar las alegaciones que crea oportunas y certificar, igualmente, que está comprando los derechos del agua necesarios para compensar las detracciones.

M.Ecologistas afirman que Cobre-Las Cruces pierde 5.000 m3 de agua al día y asegura que "se producen vertidos"

Ecologistas en Acción ha afirmado que los trabajos de extracción de mineral de cobre que desarrolla la compañía Cobre-Las Cruces, que explota la mayor mina a cielo abierto de Europa en los municipios sevillanos de Guillena, Gerena y Salteras, suponen la pérdida de "más de 5.000 metros cúbicos de agua al día", así como ha asegurado que "se están produciendo vertidos contaminantes que llegan al río Guadalquivir".

Según ha informado a Europa Press el coordinador de Ecologistas en Acción en Sevilla, Isidoro Albarreal, desde que la compañía retomó su actividad en julio de 2009 y puso en marcha el nuevo sistema de explotación —Plan Global— aprobado por la Agencia Andaluza del Agua, el acuífero Niebla-Posadas, sobre el que se asienta la mina, estaría perdiendo "más de 5.000 metros cúbicos de agua al día", lo que demuestra que Cobre-Las Cruces "sigue siendo incapaz de controlar el acuífero".

Asimismo, el ecologista se congratuló del expediente sancionador abierto por la Junta de Andalucía a la compañía por incumplir una de las condiciones estipuladas en la concesión que se le otorgó a Cobre-Las Cruces para reactivar los trabajos de extracción en julio de 2009 concretamente, relativa a la obligación de compensar las pérdidas de agua del acuífero con la compra de derechos del agua.

Hay que recordar que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) paralizó por orden judicial la actividad de Cobre-Las Cruces en mayo de 2008 tras detectar 20 perforaciones no autorizadas en el acuífero Niebla-Posadas, un desequilibrio en el sistema drenaje-inyección y contaminación en dicho acuífero.

No obstante, advirtió que uno de los motivos que conllevó la paralización de la actividad de la mina en 2008 fue la comprobación de que se habían extraído ilegalmente unos 75.000 hectómetros cúbicos de agua, cuando, tal y como estima la propia Agencia Andaluza del Agua, desde que Cobre-Las Cruces retomó sus trabajos en julio de 2009 "se han extraído unos 800.000 metros cúbicos de agua más de lo estipulado en la autorización de explotación".

De este modo, criticó que la la compañía "no sólo incumple las condiciones de la concesión ya modificadas por la Administración al gusto de Cobre-Las Cruces para que está pudiera seguir trabajando, sino que, además, aumenta el volumen de agua extraída de manera ilegal del acuífero, pasando de los 75.000 metros cúbicos de agua en 2008, circunstancia que ya motivó la paralización de la actividad, a los 800.000 metros cúbicos actuales".

"Se están riendo de todo el mundo y están destrozando la reserva de agua potable del área metropolitana de Sevilla", lamentó el portavoz ecologista, quien recordó que la organización mantiene abiertos siete causas contencioso-administrativas y una penal contra la empresa minera, filial de la multinacional canadiense 'Inmet Mining'.

Según Albarreal, el incumplimiento de la obligación de la compra de derechos de agua se está produciendo desde agosto en 2009, teniendo en cuenta que la autorización concedida en julio por la Junta para reactivar la mina establecía el plazo de un mes para acreditar su adquisición. En aquel momento, Cobre-Las Cruces sólo justificó la compra de derechos equivalentes a 300.000 metros cúbicos de agua, apuntó.

Asimismo, indicó que ya en septiembre de 2009 la organización ecologista advirtió a la Agencia Andaluza del Agua que Cobre-Las Cruces estaba incumpliendo la claúsula que obligaba a la empresa a compensar las pérdidas con la compra de derechos de agua, aviso que fue reiterada en mayo de 2010.

Chamizo instó a revisar la autorización

De otro lado, el portavoz ecologista recordó que ya en diciembre de 2009, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, recomendó a la la Agencia Andaluza del Agua revisar de oficio la autorización de las obras, instalaciones y actividades de operación del sistema de drenaje-reinyección de Cobre-Las Cruces con motivo del Plan Global de Minas Las Cruces, para comprobar si las modificaciones incluidas en la nueva concesión suponían cambios sustanciales de la autorización.

Concretamente, el Defensor reclamó a la Administración someter el proyecto de modificación del sistema de drenaje-reinyección a un nuevo procedimiento de prevención ambiental, al entender que con la nueva autorización se producía un "incremento" en la utilización de los recursos naturales y en los vertidos inicialmente previstos.

También instó a la Agencia Andaluza del Agua a imponer a los nuevos sistemas de depuración de Las Cruces una nueva autorización de vertido al acuífero Niebla-Posadas, en cumplimento de la Ley de Aguas, incluyendo el pago del correspondiente canon de vertido.

"vertidos continuos durante el invierno"

Por otro lado, Albarreal dijo que es "absolutamente mentira" que no se estén produciendo vertidos contaminantes desde la mina hasta el río Guadalquivir y que la Agencia Andaluza del Agua "lo sabe perfectamente".

Explicó que los vertidos han sido "continuos" desde que se retomó la actividad, pero dijo que la empresa los "camufla abriendo cada mes las compuertas de su presa para limpiar el agua de los arroyos en los que se producen los vertidos".

Además, aclaró que, el agua contaminada por el contacto con los metales, "en lugar de ser evacuada por la tubería oficial, que es la que está controlada por la Junta, se desvía a través de un sistema ilegal hasta alcanzar el arroyo Garnacha, que lleva agua hasta el arroyo Molinos, que a su vez confluye en el Ribera de Huelva y de allí al río Guadalquivir".

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha abierto un expediente sancionador a la compañía minera Cobre-Las Cruces que, explota la mayor mina a cielo abierto de Europa en suelos de Gerena, Guillena y Salteras, por incumplir la condición de compensar en su totalidad las extracciones de agua realizadas del acuífero Niebla-Posadas, claúsula impuesta en la concesión otorgada por la Administración para reemprender sus trabajos el pasado verano.

Concretamente, fuentes de la Administración ambiental informaron de que se estima que la compañía minera ha extraído unos 800.000 metros cúbicos de agua más de lo estipulado, si bien es cierto que ha restituido aproximadamente la mitad de este volumen, unos 400.000 metros cúbicos.