viernes, 17 de julio de 2009

Dominio público -Opinión a fondo (Cayo Lara)

CAYO LARA MOYA

Diario Público

El denominado cohecho pasivo impropio es una técnica fina que los corruptores, que pretenden algún tipo de privilegio irregular de loscargos públicos, utilizan para condicionar la decisión política o administrativa de los gestores de la cosa pública.

El delito de cohecho, sin más calificativos, es la forma más burda de obtener el privilegio deseado, porque se compra directamente al cargo público o funcionario para obtener el fin previsto. El artículo 426 del Código Penal lo tipifica de la siguiente manera: “La autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente, incurrirá en la pena de multa de tres a seis meses”.

La alcaldesa de Valencia, la popular Rita Barberá, cuando dice que hay que despenalizar el cohecho, lo que está haciendo en la práctica es introducir el pensamiento real de la derecha, explícito en La escopeta nacional de Berlanga y que, en sentido más moderno, podríamos llamar la berlusconización de la política española. Todo vale en la concepción de los principios de esta alcaldesa: comprar los favores del funcionario o cargo público no quedaría penalizado y se abriría la puerta a un mercado de prostitución de favores, cuyo precio estaría directamente relacionado con el valor del privilegio a obtener. La acción de ejercitarlo quedaría únicamente en manos del concepto ético que tuviera el cargo público o funcionario.

Pero como parece que en esta democracia amputada de valores la corrupción en la derecha da votos
–a más corrupción, más votos– tenemos a estas joyas ilustradas defendiendo este tipo de posiciones. La teoría de que cuantos más trajes les regalen a los presidentes más votos obtendrán en las siguientes elecciones nos puede llevar a pensar que la corrupción es un valor positivo electoral y a aquello de “tonto el último en corromperse”.

Pero lo más grave de toda esta situación es que una parte de nuestra sociedad se acostumbre a ver como normal lo que es un despropósito. Igual que ha pasado con los crímenes en Irak por los ejércitos invasores, con los asesinatos de palestinos en la franja de Gaza o con los miles de enterrados en el mar por los cayucos, los primeros casos desatan un horror general, pero, a medida que avanza la masacre, los seres humanos nos vamos haciendo más insensibles al dolor que nos provoca y terminamos conviviendo, hasta con indiferencia ,con lo que inicialmente nos horrorizaba. La corrupción no debe ser tolerada por la sociedad, la haga quien la haga y tenga la cuantificación que tenga, porque termina corrompiendo la convivencia.

Parece que en los casos de corrupción ya no resulta suficiente la cortina de humo permanente que se suele poner para taparlos, sino que para algunos también se trata ahora de legalizarla. Los que defienden estas posiciones, ¿qué valores pretenden trasladar a la sociedad?, ¿o es que realmente lo que se pretende es perpetuar, legalizar y popularizar las miserias de esta democracia amputada de principios, seguir pudriendo los valores de lo público, los de todos y todas, para seguir justificando en el fondo la privatización y la mercantilización de los servicios públicos como la salud, el bienestar social o la educación para beneficio de unos cuantos amigos que, por supuesto, directa o indirectamente regalan trajes y más cosas?

Fortalecer la democracia es fortalecer principios éticos y hacer de la honestidad de los cargos públicos un valor a prueba de bombas. El desprestigio de actitudes que estamos viviendo sólo ayuda a generar hastío en la población. Debilita la participación democrática, al tiempo que sólo favorece los intereses de los poderosos que consiguen sus inconfesables objetivos con mucha facilidad a través de la connivencia, el cohecho o, simplemente, la corrupción directa.

Hay muchas personas que se dedican de forma honesta a representar en las instituciones los intereses de su electorado, a los que no les regalan bribones ni trajes sencillamente porque tienen principios que les impiden aceptarlos y que no se merecen el dicho popular de “todos son iguales”. No se puede tolerar que la defensa de lo público se vaya deteriorando cada vez más por la existencia de gente sin escrúpulos que ha hecho de la política una ciénaga de defensa de intereses bastardos contrapuestos a los de la mayoría de los ciudadanos decentes que quieren verse representados con eficacia pero, sobre todo, con honestidad.

Apostar por ello es condenar sin paliativos actitudes públicas indecorosas e inmorales, pero también cualquier declaración de apoyo que directamente defienda la corrupción. El presidente Camps, con un salario más que digno para desempeñar su función, no necesitaba de ese tipo de regalos, por eso hay que preguntar: ¿por qué los aceptó? En la respuesta tal vez encontremos el fondo real del problema.

En cualquier caso, independientemente de que se pruebe la existencia o no de cohecho, Francisco Camps debería haber puesto su cargo a disposición de los ciudadanos del País Valenciano por una simple cuestión de ética política. Pero, naturalmente, eso sería tanto como decir que se tiene esa ética como principio de acción en la vida pública.

domingo, 12 de julio de 2009

Concentración en la Algaba

Estimados compañeros y compañeras:

Como ya sabréis, los grupos municipales del PSOE y del PP de La Algaba, han presentado una Moción de Censura contra nuestro compañero José Luis Vega, para arrebatarnos la alcaldía de la Algaba, en contra de los acuerdos firmados por las direcciones andaluzas del PSOE e IULV-CA, tras las elecciones municipales, así como el pacto firmado hace poco mas de un año entre los grupos municipales del PSOE e IULV-CA de la Algaba, por el que el PSOE, entraba a formar parte del gobierno municipal.

Tenemos que parar esta nueva agresión del PSOE contra Izquierda Unida, e impedir que nos arrebaten la Alcaldía de la Algaba. Para ello y entre las distintas medidas que se van a adoptar por la Asamblea Local de la Algaba, Consejo Provincial de Sevilla y el Consejo Andaluz de IULV-CA, está la de convocar una gran concentración de repulsa en la Algaba el próximo día, 14.

Desde el Consejo Provincial de Sevilla, hacemos un llamamiento a todas y todos los militantes y simpatizantes de IU de la provincia de Sevilla a asistir a dicha concentración de rechazo y repulsa contra las pretensiones del PSOE.

DÍA: MARTES, 14.
HORA: 9 DE LA TARDE. (21 HORAS)
LUGAR: PARQUE MUNICIPAL (JUNTO A LA PLAZA DE TOROS)
MUNICIPIO: LA ALGABA.

Nos vemos todos y todas en La Algaba.

Manuel Gutierrez Arregui.
Coordinador Provincial de IULV-CA, de Sevilla

El PSOE de La Algaba (Sevilla) quiere hacer "la pinza" con el PP para intentar desbancar a IU del Ayuntamiento

El grupo IULV-CA de La Algaba (Sevilla) exigió hoy a las direcciones andaluzas de IU y PSOE que "cumplan los acuerdos firmados tras las municipales de 2007", así como que el PSOE "pida a su grupo municipal en La Algaba la renuncia a este acto que supone la quiebra de la credibilidad del mismo entre los vecinos de la localidad".
En un comunicado, el coordinador local de IU y alcalde de La Algaba, José Luis Vega Romero explicó que, tras la presentación de la moción de censura por parte del PSOE, a través del secretario general del PSOE en el municipio, Marcos Agüera García con el apoyo del único concejal del PP, el 9 de julio, lo algabeños se "indignaron y movilizaron".
"Esta movilización se tradujo en una concentración, a la que acudieron más de 300 personas, en la sede del PCE e IU para apoyar a Vega y donde se informó en plena calle a los vecinos sobre los motivos que llevaron al PSOE y al PP a querer conseguir la alcaldía".
La concentración tomó dos iniciativas, por un lado la recogida de firmas "que alcanza ya más de 2.500 de personas en contra de la moción" y, por otro lado, se acordó en la asamblea vecinal la convocatoria para el próximo martes, 14 de julio, de una concentración de apoyo al alcalde y en contra de la presentación de la moción de censura, a las 21,00 horas en el Parque Municipal.
A la misma ya confirmaron su asistencia el coordinador andaluz de IULV-CA, Diego Valderas; el coordinador provincial de IU, Manuel Gutierrez Arregui; el secretario político del PCA, Juan de Dios Villanueva, así como cargos públicos, militantes, adscritos, votantes, simpatizantes y ciudadanía en general, que expresarán masivamente "el clamor contra esta iniciativa, dados los intereses que se persiguen provocan la indignación popular".
Así las cosas, el concejal del PP apoyará la moción aunque, según anunció, no formará parte del equipo de gobierno, pero sí proporcionará la estabilidad matemática y gobernabilidad del PSOE a cambio, por "la garantía de poder participar en las negociaciones de los futuros convenios urbanísticos tras la aprobación del PGOU de la Algaba", explicaron las mismas fuentes.
Por su parte, desde IU consideraron que el PSOE "busca también intereses personales y particulares con la presentación de la moción de censura", concretamente tiene puestas sus miradas en las tres Áreas de Oportunidad aprobadas en el Potaus, como por ejemplo la Ciudad de los Jóvenes Empresarios.
"Esta moción ha representado toda una provocación para la mayoría de la gente de La Algaba", añadieron, puesto que "tanto en los comercios, como en la calle o en las casas, se creó un clima que el Acuerdo de Gobierno que sostenía hasta ahora al equipo formado por IU y PSOE había conseguido pacificar". Por lo tanto, esta moción "recupera un conflicto social provocado por los que unilateralmente rompieron el Acuerdo de Gobierno".
ACUERDO DE GOBIERNO
Este documento, firmado por IU y PSOE de La Algaba tras las elecciones municipales de 2007 "para el progreso de este municipio", pactaba que "para ahora y para el futuro, las partes renunciaban expresamente a proponer moción de censura ni apoyarse en el PP para lograr el Gobierno de La Algaba". El incumplimiento de esta cláusula demuestra "la poca credibilidad con la que nace un equipo de gobierno que firma este texto y que no tiene ningún reparo en romperlo".
En cuanto a la Política de Salarios, una de las razones esgrimidas por los redactores de la moción contra el alcalde, explicaron que literalmente se firmó en el anexo I de atribuciones de competencias y responsabilidades del gobierno. "Sexta: Ambas fuerzas políticas tendrán idéntica dotación económica para la liberación de concejales, personal de confianza, eventuales u otros análogos, pudiendo las mismas, dentro del límite fijado, liberar a cuantas personas se estime oportuno". Por lo que esta cláusula aclara "cualquier duda sobre la política de salarios que ahora se esgrime como causa de la moción".
Así, Vega Romero y Agüera García, firmaron el pasado 7 de mayo de 2008 un acuerdo de Gobierno "por el desarrollo de la localidad, para normalizar las relaciones entre ambos y crear así un nuevo clima político".
Según indica el escrito al que ha tenido acceso Europa Press, tras la "casi nula comunicación entre ambas formaciones" pretendían poner fin mediante este acuerdo a "tantos años de desencuentros políticos para abrir una nueva etapa para el gobierno del Ayuntamiento de La Algaba".
De este modo, ambos dirigentes acordaron constituir un gobierno con un reparto de responsabilidades equitativo, siendo IU quien ocupase la alcaldía durante el presente mandato, mientras que la tenencia de Alcaldía estaría en manos del PSOE. Por otro lado, en el escrito indicaba que ambas partes "renunciaban expresamente a proponer moción de censura ni apoyarse en el PP para lograr el Gobierno de La Algaba".