jueves, 25 de septiembre de 2008

La Fiscalía imputa al director de Las Cruces por delitos ambientales

Diario de Sevilla
Las balsas y las extracciones-inyecciones de agua ilegales contaminan con arsénico el acuífero Niebla Posadas, que sirve para consumo humano · El fiscal detecta "peligro para las personas y el entorno"

La Fiscalía de Sevilla presentó ayer una querella contra el director general de la mina Cobre Las Cruces SA por la supuesta comisión de dos delitos, contra el medio ambiente y daños, provocados por la construcción sin permiso de balsas y por las extracciones e inyecciones ilegales de agua efectuadas por la empresa. La puesta en marcha de la que pretende ser la mayor explotación de cobre a cielo abierto de Europa, con una inversión de 500 millones de euros, ha contaminado el acuífero Niebla Posadas con sustancias altamente nocivas, como arsénico, "con la consiguiente puesta en peligro de las personas y el entorno medio ambiental".
Dichas aguas -según subrayó ayer la propia Fiscalía en un comunicado de prensa difundido a través del correo electrónico de la fiscal jefe, María José Segarra- están destinadas al abastecimiento humano de "diversas poblaciones de la provincia de Sevilla" y, de no haberse ordenado en mayo pasado la paralización de las operaciones en la mina por parte de la Confederación Hidrográfica de Guadalquivir (CHG), "las consecuencias habrían sido superiores". Entre esas poblaciones se encuentran Gerena y Guillena, parte de cuyos términos municipales, junto al de Salteras, son ocupados por la vasta explotación minera.
La querella interpuesta por la Sección de Medio Ambiente, Delitos urbanísticos y Patrimonio histórico de la Fiscalía hispalense va dirigida contra el director general de Cobre Las Cruces, que en esta fase del proceso se enfrenta a acusaciones que suman penas de cárcel de entre uno y siete años, inhabilitación profesional especial y multa de entre ocho y 24 meses, a razón de una cuota diaria que se establecería en una hipotética sentencia.
La Fiscalía recuerda que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) determinó en mayo pasado que las actuaciones de Cobre Las Cruces habían provocado "unos daños globales al dominio público de, al menos, 322.381,60 euros", cifra resultante de la suma de la detracción ilegal de agua (249.521,43 euros), la contaminación del entorno (43.688,17 euros) y el almacenamiento ilegal de agua (29.172 euros). A esa cantidad, la Fiscalía suma una "posible multa" por valor de 568.419,20 euros, con lo que la cifra total ascendería a 890.800,8 euros.
La mina obtuvo el 30 de octubre de 2003 de la CHG autorización para drenar el agua del acuífero e inyectarla unos kilómetros más abajo con el fin de hacer viable la extracción del cobre, aunque la Fiscalía recuerda que dicho permiso se realizó "bajo una serie de condicionantes" que ahora estima incumplidos. El procedimiento fue presentado entonces por los responsables de Mina Las Cruces como una innovación que garantizaba un grado de contaminación cero al no haber contacto entre el agua -situada en un nivel superior- y el mineral, así como con otras sustancias, algunas de ellas muy tóxicas: el arsénico.
Desde el primer momento, y a la vista de diversos informes, Ecologistas en Acción puso en duda la validez de la concesión otorgada por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa en favor de Mina Las Cruces. En junio del año pasado, esta organización presentó un grueso dossier, acompañado de un amplio reportaje con fotos aéreas, en el que detallaba las supuestas irregularidades. Entre otros elementos, dio cuenta de las balsas de agua y de los pozos de drenaje considerados ahora presuntamente ilegales por la Fiscalía.
Un mes más tarde -el 4 de julio de 2007- inspectores de la CHG visitaron la instalación minera, "tomando muestras y apreciando que el sistema de reinyección implantado no respondía plenamente a la previsión, al margen de otro número importante de incumplimientos y contingencias", apunta la Fiscalía, como "balsas de captación y acumulación de aguas no autorizadas". El análisis de las citadas muestras dio como resultado "la presencia de diversas sustancias contaminantes, fundamentalmente arsénico, con valores muy superiores a los marcados" en la legislación vigente sobre "la calidad del agua para el consumo humano".
"A su vez, se apreció un incumplimiento radical de la obligación de reintegración al acuífero de los caudales extraídos", prosigue la Fiscalía, que añade que "a raíz de estas circunstancias el Organismo de Cuenca", la CHG, "acordó la suspensión de las operaciones de drenaje e inyección el 12 de mayo de 2008, procediendo al precinto de los sondeos" y abriendo un proceso sancionador. Ecologistas presentó en paralelo una denuncia ante la Fiscalía que ha ampliado en sucesivas ocasiones, la última de ellas el pasado lunes.
También alude el Ministerio Público al papel desarrollado por la Consejería, que el pasado 14 de mayo "resolvió ordenar a la entidad privada la suspensión provisional de las labores de profundización de la corta, de conformidad con la suspensión de la Confederación", además de exigir "la continuación de las condiciones mínimas de seguridad de las instalaciones mineras", consistentes en la extración de agua para evitar males mayores.
Sobre los derrumbes provocados en los taludes que dan forma a la corta minera y la inestabilidad de los terrenos donde se ubicará el futuro depósito de residuos secos de la mina, la Fiscalía apunta que desconoce su estado actual y sus posibles consecuencias.

Isidoro Albarreal, de Ecologistas en Acción, se congratuló ayer por la decisión de la Fiscalía y exigió transparencia a todas las administraciones implicadas. "En 2003 dijimos que la explotación minera era inviable porque no cumplía las mínimas garantías ambientales. Estamos a tiempo de evitar una catástrofe como la de Aznalcóllar de 1999, de cuyas consecuencias ya habíamos alertado dos años antes", sentenció
Noticias relacionadas

jueves, 11 de septiembre de 2008

Entre el sueño de la revolución socialista de Salvador Allende y el infierno represivo sembrado por Augusto Pinochet (1973-1990), los chilenos se rindieron ante lo posible a partir de 1990.
A 35 años del golpe militar, la democracia chilena ha superado en vida los 17 años de la dictadura y apela, al igual que la transición española, a la estabilidad política como ideal supremo. Pero, ¿alcanza con lo posible en el país más desigual de América Latina? Allende, votado el chileno más importante con el 33,28% de las preferencias en el programa televisivo Grandes Chilenos, ¿es un mito o una realidad?.

Cada 11 de septiembre el paisaje de Santiago de Chile se funde en el azul, rojo y blanco de su bandera estrellada. Es el remanente de una ley de la dictadura que aún se cumple tanto en los barrios cuicos (ricos) de la Dehesa o Chicureo como en la popular La Victoria. Unos recuerdan al médico socialista y otros celebran el "pronunciamiento militar".

Chile es una cicatriz abierta tapada con indicadores macroeconómicos. El desafío, tres décadas más tarde, sigue siendo el mismo: justicia social. Pese a la envidia de los países vecinos por la reducción de la pobreza del 44% al 17% en los años de democracia, Chile es el país de América Latina con la mayor brecha entre ricos y pobres. Es el legado de la derecha, que con el pinochetismo como mascarón de proa, vendió a precios viles las empresas públicas, concentró el motor de la riqueza en pocas manos y privatizó la educación y la sanidad.

Patricio Fernández, director espiritual de la revista de contracultura chilena The Clinic, pertenece a la generación de jóvenes periodistas. Para él no hay temas tabú. "Si Allende vino a hacer la revolución, el que verdaderamente la hizo fue Pinochet. Pero no la misma", dice. Hijo de esa generación, opina que es difícil pensar la actualidad desde los "cánones nostálgicos" de la Unión Popular Nacional (el partido de Allende) porque "así, todo parece poco, y no lo es".
"La de Chile fue una dictadura cívico-militar. La jugada maestra de la derecha fue tirarle los muertos de la guerra sucia a los militares y apropiarse del sistema económico", revela Mónica González, fundadora del Centro de Investigación e Información Periodística. A la hora de rescatar el máximo logro de Allende, no duda. "Tuvo la clarividencia de nacionalizar el cobre, que nos ha dado de comer desde entonces. Pero nadie se lo reconoce". Codelco, la compañía estatal de cobre chilena, es la gallina de los huevos de oro del país.

Trauma de la represión

Tras cuatro años de exilio, González fue fichada a su regreso en 1978 como subversiva. Hasta llegó a compartir cárceles con hombres por sus artículos publicados en Quimantú y Ahora. Allí nació el germen de La conjura: Los mil y un días del Golpe, libro en el que revela que Pinochet se sumó al golpe en el último momento.

El trauma de la represión explica que los chilenos abracen orgullosamente lo que llaman socialismo posible. Lo posible, además de ser una idea en el pensamiento local, tiene un lado tangible. El sistema binominal del país, dictado por la Constitución pinochetista del 1980, sobrerepresenta a la derecha, que se asegura el veto en decisiones clave.
La madre de todas las batallas es la ley laboral, que atomiza los reclamos sindicales e impide la negociación por cada rama de la producción. La dictadura buscó una némesis respecto a los años de Allende, donde la metalmecánica representaba paraíso sindical. Hoy, con el crecimiento de la subcontratación, pertenecer a un sindicato equivale a poco o nada y un parlamentario puede perder su trabajo si apoya una huelga.

Sin embargo, en la edición del miércoles del diario El Mercurio puede leerse la queja por la caída de Chile del puesto 36 al 40 en el ranking mundial de facilidad para hacer negocios. ¿El problema? "Burocracia para declarar quiebras y poca flexibilidad para contratar trabajadores son las dos áreas donde se exhiben las mayores carencias".

La prensa escrita es mayoritariamente conservadora y apoya el traspaso del poder político a la economía, un logro del pinochetismo. "En Chile no hay una explosión social por la cultura del sometimiento", advierte González, quien ve una sociedad "incapaz de ser feliz", donde la juventud siente que le dejaron un "país fracasado", digan lo que digan los indicadores económicos. "No me extraña la alta tasa de eyaculación precoz en Chile", se ríe.
120 segundos de amor, un artículo de La Nación, revela que el 75% de los chilenos padece algún grado de orgasmo prematuro. La frase más suave que enfrenta un hombre con esta disfunción es "durái (duras) menos que un candy (caramelo)". Los especialistas dicen que responde a una "experiencia traumática".
González se calza el traje de socióloga y ofrece su visión: "el miedo a la represión de antaño es hoy temor a perder el trabajo, a no poder pagar la hipoteca, a no poder mandar los hijos a un colegio privado. El chileno vive con miedo a todo y no disfruta nada".

La deuda social

Para los votantes de izquierda, la Concertación, formada por los socialistas de la presidenta Michelle Bachelet y los democristianos de Soledad Alvear, prometió más de lo que cumplió.
Consideran alarmante que el año 2000 haya marcado el mayor índice de desigualdad desde 1973. O que Lagos firmara la ley que permite a los empresarios financiar la educación para deducir impuestos, lo cual fomentó el avance del Opus Dei.
La rebelión de los estudiantes que plantaron cara al Gobierno de Bachelet en reclamo de una mejora en la educación pública es una esperanza para los que ven con hastío a la dormida sociedad chilena, más preocupada por el partido de eliminatoria de ayer entre Chile y Colombia que del 11-S.

La denominada revolución de los pingüinos consiguió que en mayo el Gobierno aprobara el mayor presupuesto educativo en la historia de la democracia, con un aumento de 650 millones de dólares. Según un dirigente chileno que prefiere preservar su nombre, "si no fuera porque la derecha tiene las manos manchadas de sangre, ya habría ganado las elecciones hace rato".

La misma fuente sugiere que una derrota electoral llevará a la Concertación a una renovación ideológica y de filas, y que traería a la mesa la reforma del sistema de pensiones y de la sanidad privada.La carrera del 2009 ya está lanzada y Sebastián Piñera, el candidato de la Alianza, la opción de derecha, se probará el traje de candidato tras la elección municipal de octubre.
Juan Fernández, médico de 28 años, dice que votó tres veces a Lagos y a Bachelet, pero que no volverá a votar a la Concertación en la próxima elección. "Esperaba más", dice. Al trabajar en un hospital público y en otro privado, conoce las promesas incumplidas y las diferencias.
"Si quieres una buena atención, abre la chequera", aconseja. El 48% de los médicos que trabajan en hospitales públicos son extranjeros, la mayoría latinoamericanos, porque los profesionales locales no quieren trabajar en ellos.

martes, 2 de septiembre de 2008

El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo subió en 103.085 personas en agosto, por quinto mes consecutivo, y situó el número total de desempleados en 2.530.001, el 4,2% más que un mes antes y la mayor cifra de parados desde febrero de 1998, según datos del Ministerio de Trabajo.
Desde agosto de 2007, el paro se ha incrementado en 501.705 personas, el 24,7%.

En agosto el paro aumentó en todos los sectores:

- Servicios. Fue el que más contribuyó al incremento de desempleo, con 46.344 parados (+3,28%).

- Construcción. Con 38.531 (+9,87%).

- Industria. Con 15.881 (+5,18%).

- Agricultura. Con 1.826 (+2,24%).

- Colectivo sin empleo anterior. Con 503 (+0,22%).

Términos interanuales
- Construcción. Es el sector donde más ha subido el paro en valores relativos, con un aumento en su número de parados del 71%, equivalente a 178.177 desempleados más.

- Servicios. Hay 242.544 parados más que hace un año (+19,9%).

- Industria. Se incrementa la cifra de desempleados en 45.287 personas (+16,3%).

- Agricultura. Cuenta con 18.183 parados más (+27,8%).

- Colectivo sin empleo anterior. Se registran 17.514 parados más (+8,1%) desde agosto de 2007.
Por sexos

- Hombres. Los más afectados, con 76.089 desempleados más (+7%) que en julio. El número de parados varones se situó al finalizar agosto en 1.162.191 personas.

- Mujeres. Registró un ascenso de 26.996 mujeres (+2%). El número de mujeres alcanzó la cifra de 1.367.810.
Por edades

- Entre los menores de 25 años subió en 11.554 personas (+4,2%) respecto al mes de julio.

- Entre los de 25 y más años repuntó en 91.531 personas (+4,3%).
Extranjeros

La desaceleración de la construcción está pasando factura a los extranjeros que, en agosto, experimentaron un incremento del 5,2% en su cifra de parados, con 13.840 desempleados más.
En total, los inmigrantes en paro sumaban en agosto 280.298 desempleados, con un repunte de 112.539 parados (+67,1%) en el último año, de los que casi la mitad (43.397) proceden de la construcción.
El paro de los inmigrantes en este sector se ha incrementado un 101,4% en los últimos doce meses.
Por comunidades
En agosto, el paro aumentó en las 17 comunidades autónomas y bajó levemente en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.
Destacaron Andalucía (+24.551 desempleados más) y Catalunya (+20.118 parados más).
Por provincias
El desempleo bajó en cinco de ellas, principalmente:

- Melilla (-1.278 parados).

- Ceuta (-287 desempleados).

- Las Palmas (-221)

Bubió en las 47 restantes, encabezadas por:
- Barcelona, que sumó 14.912 parados más.

- Madrid, con un aumento de 11.099 desempleados.
Contratación

En cuanto a la contratación, en agosto se registraron en el Inem un total de 1.049.939 contratos, cifra que supone un descenso de 237.096 contratos (-18,4%) respecto a igual mes de 2007.
- Los contratos indefinidos sumaron 97.584, el 9,3% del total, con un descenso del 23,5% en tasa interanual (-29.999 contratos).

- Los contratos de carácter formativo fueron 6.659.

- 945.696 fueron otro tipo de contratos temporales. Dentro de este último grupo, los de obra o servicio representaron el 29,8% del total y los eventuales por circunstancias de la producción, el 29,3%.

En términos acumulados, hasta agosto se han realizado 11.234.640 contratos, un 8,4% menos que en igual periodo del 2007. De esta cantidad, 1.316.711 son indefinidos, con un descenso del 10,4% sobre enero-agosto del año pasado.